Conecta con nosotros

Alimentación

Los probióticos y los niños: Lo que necesitas saber

Conoce los efectos de los probióticos en los niños, formas correctas de consumo y algunas generalidades

Publicado

on

Los probióticos y los niños

Seguramente has oído que los probióticos son importantes para la buena digestión y la función inmunológica. Pero… como padres ¿debemos darle a nuestros hijos probióticos? Y si es asi ¿cuanto es la cantidad o dosis ideal para un niño según su edad? En este artículo profundizamos en las últimas investigaciones sobre los probióticos y sus efectos sobre la salud tanto en niños como en adultos y ofrecemos además consejos para elegir los suplementos adecuados para los niños.

También se comentamos tres formas correctas de complementar el microbioma de tus hijos sin necesidad de suplementos.

Las bacterias no son todas malas

¿Recuerdas cuando éramos niños, y nuestros padres y doctores nos hicieron creer que las bacterias eran simplemente malas? La historia era así: las bacterias nos enfermaban, y los antibióticos nos curaban eliminando las bacterias. Genial, ¿verdad? …

Excepto que la investigación científica de la última década ha demostrado que las bacterias no son todas malas. La mayoría de las cepas de bacterias en nuestros cuerpos no causan ningún daño, y algunas, de hecho, son muy importantes para nuestra salud en general.

También sabemos que nuestros cuerpos están absolutamente llenos de pequeñas cosas. Nuestras bocas, piel y tracto digestivo alberga billones y billones de bacterias: ¡tantas que el número de células bacterianas en nuestros cuerpos es aproximadamente igual al número de nuestras propias células!

«Los números son lo suficientemente similares como para que cada evento de defecación pueda voltear la proporción para favorecer a las células humanas sobre las bacterias», concluyen delicadamente en un manuscrito enviado al servidor de preimpresión.

Ron Milo y Ron Sender del the Weizmann Institute of Science in Rehovot, Israel, y Shai Fuchs de the Hospital for Sick Children in Toronto, Canada. / Publicación: Los científicos rompen el mito de que nuestros cuerpos tienen más bacterias que las células humanas

En conjunto, esta comunidad de bacterias dentro de nuestros cuerpos se llama nuestro microbioma. Y muchos médicos y pediatras ahora recomiendan tomar suplementos probióticos para apoyar un equilibrio saludable en nuestro microbioma.

¡Interesante eh!

Continúa leyendo para conocer los efectos de los probióticos sobre la salud, cómo elegir los suplementos adecuados para sus hijos y algunas alternativas sin suplementos que pueden ayudar a los niños a mantener una flora saludable.

¿Cuáles son los efectos de los probióticos en la salud de los niños?

Las investigaciones científicas siguen descubriendo más formas en que las bacterias afectan positivamente la salud de los adultos y los niños. Hasta ahora, sabemos que los probióticos pueden prevenir o disminuir la gravedad de estas condiciones:

  • Problemas digestivos como la diarrea, el estreñimiento y el SII.
  • Reacciones alérgicas como eccema y fiebre del heno
  • Cólicos en los bebés
  • El resfriado común
  • Ciertas infecciones, como las infecciones por levaduras y las infecciones del tracto urinario
  • Trastornos autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Asma

¿Son los probióticos seguros para los niños?

Los suplementos probióticos son seguros para la mayoría de los niños, aunque pueden tener problemas leves de estómago como hinchazón o gases durante los primeros días. Aunque es poco frecuente, los niños con problemas graves del sistema inmunológico pueden tener una reacción a estos suplementos. Por lo tanto, si tienes alguna duda sobre si buena idea probarlos con tus hijos, asegúrate de hablar primero con tu pediatra.

Al final del día, decidir darle cualquier suplemento a tus hijos es una decisión personal. Pero si tu hijo está luchando con alergias ambientales o problemas digestivos leves o moderados, el suplemento con probióticos puede ayudar. Y es poco probable que cause algún daño.

Qué buscar en los suplementos probióticos

Si has decidido comprar un suplemento probiótico para tus hijos, prepárate para un vertiginoso abanico de opciones. La marca particular que compres no importa tanto como algunos criterios clave, que hemos resumido para a continuación:

  • «Cultivos vivos y activos». Asegúrate de que el suplemento que elijas contenga esta frase real en el frasco, para que puedas estar seguro de que estás obteniendo un producto efectivo. Algunas marcas de suplementos probióticos incluso vienen refrigerados para ayudar a proteger estas células vivas.
  • Alto recuento de bacterias. La concentración de bacterias en los suplementos probióticos se mide en unidades de formación de colonias (UFC). Busca un suplemento probiótico que tenga, como mínimo, mil millones de UFC.
  • Múltiples cepas. El equilibrio importa! Diferentes cepas de probióticos pueden tener diferentes efectos sobre la salud. Un suplemento con ocho o diez cepas diferentes de bacterias puede ayudar a diversificar las bacterias que componen el microbioma de sus hijos.
  • Recubrimiento entérico. Se refiere a una capa dura en el exterior de la píldora que le permite sobrevivir el viaje a través del duro y ácido estómago. Una capa entérica significa que las bacterias se liberan en los intestinos, donde pueden prosperar.

Tres formas de apoyar el microbioma de tus hijos sin necesidad de suplementos

Tal vez no te convenga dar píldoras probióticas a tus hijos. Eso es completamente válido y comprensible, por lo que puedes recurrir a otras formas de apoyar el microbioma de tus hijos, sin ningún tipo de suplemento:

  1. Sirve alimentos enteros ricos en probióticos. El yogur, el chucrut, el kimchi, el kefir y otros alimentos fermentados contienen cultivos activos vivos justo en la comida. ¡Incluso puedes hacer estos alimentos tú mismo en casa! Aquí está nuestra receta para cultivar tu propio yogur en el Instant Pot.
  2. Deja que tus hijos se ensucien un poco. Resulta que dejar que los niños jueguen en la tierra, y saltarse un baño aquí y allá, es probablemente bueno para ellos. La exposición temprana y constante a una amplia variedad de bacterias ayuda a diversificar su microbioma y a mejorar la salud inmunológica.
  3. Sirve muchos alimentos PRE-bióticos. Sí, eso es diferente a los PRO-bióticos. «Prebióticos» es básicamente una palabra elegante para la fibra, y es lo que le gusta a las bacterias saludables de nuestros cuerpos para picar. Puedes literalmente «alimentar» el microbioma de tus hijos sirviendo muchas frutas, verduras, nueces, frijoles y granos enteros ricos en fibra.

Categorías

Trending

Este sitio web está inscrito en el programa de afiliados de Amazon.es y genera ingresos por las compras realizadas por los usuarios a través de los enlaces de afiliado que se pueden encontrar en ésta. Puede consultar las condiciones de este programa en la página oficial de Amazon. La inscripción a este programa no afecta a la información proporcionada en las páginas de este sitio web, es independiente, veraz y su finalidad principal es ayudar a los usuarios en su decisión de compra para cualquiera de los productos que se analizan en MeLosComoConPatatas. Amazon y el logotipo de Amazon son marcas comerciales de Amazon.com, Inc. o de sociedades de su grupo.
Copyright © 2020 Meloscomoconpatatas.com